Natalie Held
http://www.youtube.com/watch?v=A1uU75Wjwqo

Unos que nacen otros morirán
Unos que ríen otros lloran
Agua sin cauce rio sin mar
Penas y glorias, guerras y paz

Siempre hay porque vivir
Porque luchar
Siempre hay por quien sufrir
Y a quien amar

Al final las obras quedan
Las gentes se van
Otros que vienen las continuaran
La vida sigue igual

Pocos amigos que son de verdad
Cuantos te halagan si triunfando estas
Y si fracasas bien comprenderás
Los buenos quedan los demás se van

Siempre hay porque vivir
Porque luchar
Siempre hay por quien sufrir

Y a quien amar
Al final las obras quedan
Las gentes se van
Otros que vienen las continuaran
La vida sigue igual

La canción “La Vida Sigue Igual” por Julio Iglesias fue escrito en 1968 y refleja un cambio de sentimientos en España. Refleja el camino hacia la libertad porque en 1968 había sentimientos de esperanza y no solamente sentimientos de desesperanza debido al hecho que Franco estaba abriendo el país al resto del mundo. Sin embargo, “la vida igual” en la canción es una referencia a una vida que Franco querría por toda España. La vida para la gente durante el dictador de Franco era represiva porque vida era casi el mismo por cada persona. Franco creía que la cosa más importante fue que él tenía control completo y hacía esto por la censura y por haciendo las decisiones importantes para la gente de España y no le daba la gente libertad para escoger. Opiniones extremas eran disuadidas y Franco querría todo de España tener la misma opinión.
Aunque hay referencias a Franco, en general es una canción tranquilla y una canción que puede capturar la atención de cualquier pública. La gente le encantaba esta canción porque es una canción de esperanza. Las letras dicen “siempre hay porque vivir” que es una frase que le recuerda a la gente que su vida es una vida noble y llena de dignidad. Hay comparaciones a dos extremos en la canción; por ejemplo compara naciendo con muriendo, riendo con llorando, y guerra con paz. Por lo tanto, la letra dice que siempre será una cosa buena, una cosa feliz que sigue cosas malas y cosas llenas de desesperanza. La gente de esta época podía interpretar la cosa buena que seguirá como el final de Franco porque Franco estaba más anciano durante este tiempo o podía interpretar la letra menos simbólicamente como un símbolo de los días rutinas que pasan. Aunque la canción habla sobre sufrimiento, lo hace en una manera muy positiva. Anima a la gente pensar sobre su sufrimiento como una cosa buena porque usualmente está sufriendo por alguien. Por ejemplo, los padres quienes trabajan muy duros y muchas horas están sufriendo pero están sufriendo por su familia y para proveer una vida cómoda a su familia. Aconseja sobre la importancia de amigos buenos, y aconseja sobre los peligros de amigos que no son fieles. Este puede ser interpretado en general, o puede ser interpretado como una crítica de Franco porque la gente no sabía quién eran sus amigos verdaderos durante este épico. Finalmente, dice que cuando vida termina, sola las obras quedan. Este es decir que toda la gente tendrá la misma final y toda va a morir; este no es un pensamiento triste pero un hecho y un pensamiento reconfortante porque nadie puede hacer algún “obra” tan magnífica o vive una vida tan buenísima que escapará muerte. Por lo tanto, la cosa importante es seguir viviendo y no permite cosas negativas destruir su vida.
Cuando Julio Iglesias está cantando la canción hay un sentimiento de tranquilidad en la manera en que canta la canción. No es una canción para criticar o atacar pero es una canción que dice la realidad de la vida. Es una canción que le da cómoda a la gente quien sufre por alguna razón. Aunque hay referencias al dictador, no hace estas referencias en una manera agresiva, pero simplemente para decir que las cosas que ocurrían en España pudieran ocurridos en cualquier país porque simplemente hay guerras y conflictos. La importante es que no lo permite destruir nuestra vida pero simplemente lo acepta. La letra habla indirectamente sobre la rutina de vida, y esta rutina es una cosa buena. Sin rutina y sin orden hay caos. Es necesario aceptar la mala de vida porque siempre será buena después.
En adición a la letra que refleja el tiempo de 1968, el cantante Julio Iglesias refleja el tiempo también. Tenía muchos aficionados porque era muy guapo pero, en adición era un jugador de fútbol famoso. Debido al hecho que españoles les adoran a sus jugadores de fútbol, la gente se confiaba en Julio Iglesias y en los mensajes de sus canciones.